X

Noticias

Ventajas de una Vacuna oral encapsulada contra el virus ISA

Con el objetivo de evaluar la eficacia en la inducción de inmunidad, Virbac-Centrovet en conjunto con la Facultad de Ciencias Veterinarias y Pecuarias de la Universidad de Chile y la empresa norteamericana Advanced Bionutrition realizaron un estudio para evaluar in vivo formulaciones que contienen diferentes componentes de una vacuna oral recombinante contra un aislado chileno altamente virulento (HPR7b).

 

La Anemia Infecciosa del Salmón (ISA) es una enfermedad sistémica causada por un ortomixovirus, que tiene un impacto económico significativo en la producción de salmón Atlántico (Salmo salar). Su agente etiológico es un virus de RNA perteneciente a la familia Ortomyxoviridae, y se le conoce como virus de la Anemia Infecciosa del Salmón (ISAv).

 

Para evitar las pérdidas causadas por esta enfermedad, se han buscado tratamientos profilácticos efectivos que permitan disminuir los efectos del ISA. Uno de estos tratamientos ha sido el desarrollo de vacunas de aplicación intraperitoneal (IP), basadas en emulsiones que contienen ya sea el organismo inactivado o fracciones de éste, producidas mediante la tecnología de ADN recombinante.

 

Las vacunas inyectables presentan muchas ventajas, sin embargo presentan algunas limitaciones prácticas, puesto que, al ser aplicadas uno a uno, causan estrés en los peces y dejándolos susceptibles a otras enfermedades infecciosas, debido al proceso mismo de inyección y de la manipulación asociada. Además, son escasos los artículos científicos que describen el modo de acción y la eficacia de estas vacunas.

 

El estudio se realizó en las instalaciones de Virbac-Centrovet (Santiago, Chile) con salmón Atlántico de un peso promedio de 40 g en estanques de 100 L y en grupos de 55 peces, a una densidad de 50 kg/m3.

 

La vacuna se desarrolló utilizando la tecnología de ADN recombinante en Saccharomyces cerevisiae. Los peces fueron alimentados con dieta que contenía la vacuna en una concentración final equivalente a 6 mg vacuna/pez/día durante 10 días. Para el desafío experimental, se utilizó la cepa ISAv virulenta (cepa HPR7b) aislada de un brote ocurrido en un centro de cultivo en la región de Los Lagos.

 

El estudio demostró que la vacunación oral es capaz de proteger al salmón Atlántico contra una variante del virus ISA de alta virulencia y que la vacunación oral también se correlaciona con la inducción de anticuerpos IgM específicos.

 

Según los resultados de este estudio, se puede afirmar que las vacunas orales son similares en cuanto a protección a una vacuna IP; cambiando la cinética de desarrollo de inmunidad, lo cual se estableció en 300 UTA para la vacuna oral y 600 UTA para la vacuna inyectable. Esto tiene una alta correlación con la protección que estas vacunas otorgan, lo que se ha podido medir en algunos de los casos recientes de peces vacunados en el mar, que han sido desafiados con el virus ISA.

 

Se podría decir que la gran ventaja de la vacunación oral es que permite la aplicación de refuerzos continuos de la misma, manteniendo la inmunidad activa alta, extendiendo la protección de las vacunas inyectables en forma efectiva hasta la cosecha del pez. En la práctica se ha observado que las vacunas inyectables protegen contra todos los patógenos hasta las 1800-2000 UTAs, lo que corresponde a aproximadamente 700-800 gramos en Salmón Atlántico. Las vacunas orales permiten extender esta protección hasta llegar a los 5-6 kg. Según la experiencia de Virbac-Centrovet, las vacunas orales que se han desarrollado para ISA, SRS, e IPN han demostrado en la práctica que la protección es similar a aquella de las vacunas inyectables. Combinando estas dos ventajas, las vacunas orales permiten proteger en forma efectiva hasta la cosecha. Además de ser una herramienta para controlar los brotes, también lo es para reducir en forma significativa el uso de antibióticos, entregando valor adicional a la cadena de producción.